miércoles, 4 de mayo de 2011

Es de esos días que no van


El aroma del café recién echo que aveces incluso te ponía, hoy te repugna, te enfadas con todo el mundo por tonterías, en casa solo malas caras y tu madre con dieciocho años se acuerda de actuar como tal, necesitas escuchar la voz de esa persona que se fue y te das cuenta de que no la recuerdas, ni su risa (...)
 y no hay amor, solo sexo, parece que para ti el único tipo de parejas que existe, son las del pocker.
Todo te supera y vuelves a quemar hierva para poder reir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario